La inversión en el sector inmobiliario premium es la más segura y rentable

Las inversiones financieras alternativas no aportan seguridad y rentabilidad.

Renta fija

Las predicciones de los analistas financieros más fiables indican que los tipos de interés para la renta fija serán cercanos al 0% y en todo caso muy bajos para los próximos doce meses y sucesivos, con un lentísimo despegue que hace que la oferta de opciones de inversión de bajo riesgo sean muy poco o nada atractivas.

Activos Monetarios

En cuanto a las principales divisas, la previsión es de una relación estable entre el Euro y el Dólar a 1,15 – 1,20 y las más optimistas, de llegar a alcanzar la paridad al 1,25 con el cambio de expectativas de la FED. El Franco Suizo se prevé estable y tan sólo la Corona Sueca apunta posibilidades especulativas de cierto interés.

Renta variable

Los mejores escenarios para la renta variable de riesgo en los próximos doce meses, prevén llegar a niveles de rentabilidad del 8% o ligeramente superiores para el mercado de acciones, en base al crecimiento de las empresas muy escogidas que superen ese 8% de rentabilidad.

Materias primas

Las materias primas como el oro a 1.250 USD la onza, seguirán planas con expectativas poco interesantes para este tipo de inversión hasta el final de esta década.

Criptodivisas

Las criptodivisas como el Bitcoin y la pléyade de centenares de variantes que han ido surgiendo, podrían estar formando una enorme burbuja basada en una supuesta carestía de las transacciones, que no es tan real como plantean.

Según cualificados analistas, las criptodivisas podrían explotar ante el acuerdo de los Bancos más importantes del mundo que se han unido para crear una plataforma segura, una gran ciberdivisa para cada divisa, gestionada por ellos. No pueden permitirse no controlar un mercado sin apenas barreras de entrada que les pilló desprevenidos, pero cuyo frente reactivo formado por estos gigantes de la economía mundial será un competidor implacable que seguramente se hará con el sector y los hará desaparecer a la misma velocidad con la que brotaron. Easy come, easy go.

Los Fondos de inversión con opciones de riesgo “a la medida del inversor”

Quienes nos proponen y venden esos fondos suelen merecer y gozar de nuestra confianza. Sin embargo, la adecuación a nuestra capacidad de asunción de riesgo, a base de desplazar el % entre renta fija y renta variable en la composición de los activos del Fondo, no deja de ser una herramienta de marketing de producto, sin más consecuencias en la práctica ni responsabilidades exigibles de ningún tipo.

¿Quienes son los propietarios y los gestores del Fondo?, Su identidad no siempre es conocida, al igual que sus criterios de inversión. Cierto es, que la pasada trayectoria en el tiempo suele estar clara, pero raro es que no haya dientes de sierra y caídas repentinas. Los riesgos geopolíticos pueden afectarles más que a otros tipos de inversión financiera y muchos son hoy día, imprevisibles. “Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras” y menos aún en frentes tan amplios, donde cualquier cosa puede suceder de hoy para mañana.

Fondos de Inversión Inmobiliaria y SOCIMIS

¿Donde va a ir el dinero que persigue seguridad y rentabilidad? Una parte, hacia fondos de inversión inmobiliaria y SOCIMIS. Estos últimos pueden aportar quizás más finura a la hora de elegir y explotar esos inmuebles en rentabilidad. Pero esas opciones se suelen mover en gamas de productos más bajos, que son mercados de mayor tamaño. No suelen entrar en el sector premium que requiere invertir en propiedades de mayor valor unitario, que no siempre pueden gestionarse de manera agrupada, con economías de escala.

La compra de casas únicas en entornos exclusivos

Es una opción ideal para personas con altos ingresos que quieran unir disfrute y rentabilidad segura. Nadie puede irse a vivir a un Fondo de Inversión con jardín y piscina, ni ver crecer el valor de su inversión bajo sus pies. Muchos dirán que ya hubo una burbuja inmobiliaria que también explotó. Me permitiría matizar que hubo una burbuja basada en el desmesurado e imprudente otorgamiento de créditos excesivos con insuficiente garantía inmobiliaria a personas poco solventes, que no es lo mismo. La burbuja fué crediticia.

El valor de los inmuebles del sector prime ha sido el que más tarde decayó y el que antes se recuperó, porque el mal no era inherente a los inmuebles que tenían y tienen un valor intrínseco, especialmente en ese segmento.

El principio de la escasez sigue jugando un papel decisivo. El nivel de calidad de vida que ofrecen entornos privilegiados, les hacen ser los más buscados por quienes desean ver materializado el premio al éxito de su esfuerzo y su trabajo. Asistimos a una subida de las rentas de los exclusivos inmuebles prime que casi se ha duplicado en año y medio, muy por encima de los precios de otro nivel de propiedades donde la competencia en precios es mayor.

En los inmuebles premium de la franja de uno a dos millones de Euros se consiguen rentabilidades del 4%, y este % va aumentando conforme sube el valor del inmueble, llegando a niveles de rentabilidad altos, más próximos a los de las inversiones de riesgo, pero con toda la seguridad que ofrece un inmueble de calidad tangible.

Además se produce una revalorización progresiva de la inversión, donde la volatilidad es escasa o nula, y una predecibilidad de las tendencias que permite tomar decisiones sin el riesgo de desplomes súbitos. Y si uno decide vivirla y disfrutarla, también está invirtiendo en su propia calidad de vida y en la de su familia. ¿No es para mejorar la calidad de vida para lo que trabajamos cada día con ilusión?

Fernando de Salas, De Salas Consultores Inmobiliarios
Abogado, Agente de la Propiedad Inmobiliaria Colegiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *